Home Tags Posts tagged with "seguridad en las empresas"

seguridad en las empresas

0 1650

seguridad-informaticaAhora que las corporaciones intentan averiguar cómo sacar el mejor partido a las herramientas que les proponen las redes sociales, un grupo de análisis TI ha presentado un ranking en el que posiciona los principales riesgos que estas páginas web pueden representar para las empresas.

El estudio, que señala los principales riesgos frente a los que deben prepararse las empresas cuando utilicen las redes sociales, ha sido presentado por ISACA, una organización con 43 años de trayectoria y que era conocida hasta ahora por Information Systems Audit y Control Associatos.

John Pironti, miembro del comité de certificación de ISACA, señaló que la mayor parte de los ejecutivos han tenido en cuenta algunos de los riesgos, pero pocos de ellos han tomado en consideración todos ellos. “Los responsables de las empresas están intentando averiguar qué hacer en torno a todo esto. Creo que las empresas están asustadas, como siempre ocurre cuando se enfrentan a una nueva tecnología. Aunque también es cierto que, esta vez, están teniendo un comportamiento distinto. Saben que no pueden ignorarlo, puesto que no pueden parar su uso y pasar a otra cosa. Son conscientes de que deben apostar por ello, pero ¿saben cómo hacerlo de manera segura?”, se pregunta este responsable.

Los principales riesgos son el malware y los virus; el robo de marcas y la falta de control sobre los contenidos corporativos. Además, también existen otras complicaciones, como el no cumplimiento de las regulaciones de la propia empresa sobre sus contenidos.

Pironti ha querido dejar claro que, con este estudio, ISACA no está animando a las empresas a que dejen de utilizar las herramientas Web 2.0 o que no apuesten por las redes sociales. Lo que pretenden es que se introduzcan en este mundo con los ojos bien abiertos, para no dejar pasar sus beneficios, pero sin olvidar sus riesgos.

Además, añadió que la mayor parte de los riesgos recaen en los usuarios, que no entienden que su comportamiento pueda afectar a sus empresas. Pironti señaló que las corporaciones necesitan formar a sus usuarios para que no pongan en peligro la seguridad de la empresa o dañar la imagen de la misma e, incluso, hacerla vulnerable a un ataque de malware.

Lo cierto es que es necesario que los trabajadores entiendan, tanto con el beneplácito o sin él de sus empresas, utilizan las redes sociales como Facebook o Twitter, que hay una línea divisoria entre lo personal y lo profesional. Además, las empresas deben establecer líneas claras sobre qué tipo de información puede compartirse y cuál debe quedarse dentro de la compañía.

En cualquier caso, Pironti afirma que los ejecutivos de las empresas deben estar alerta y saber que los trabajadores utilizan las redes sociales y las herramientas que implican para proteger mejor los intereses de la compañía. Y es que, no pueden saber todo lo que se dice sobre su empresa si no tienen a una persona encargada de prestar atención al tema.

Visto en PC World

Buscaron tambien:

2 892

Como NO crear contraseñasNo crees contraseñas basadas en secuencias

Cuando un individuo mal intencionado quiere descubrir la contraseña de alguien, ¿sabes lo que generalmente intenta primero? Secuencias como “123456, abcdef, 1020304050, qwerty (secuencia del teclado)“, entre otras. Las contraseñas secuenciales pueden ser recordadas fácilmente, pero por otro lado, pueden ser descubiertas facilmente. Por lo tanto, evítalas.

Aunque pueda parecer un consejo obvio, muchos problemas de seguridad en las empresas y en los servicios de internet ocurren por el uso de contraseñas de este tipo. Este tipo de contraseñas pueden ser descubiertas con tanta facilidad que es cada vez más común el uso de funciones que impiden el uso de secuencias cuando el usuario tiene que crear una contraseña.

No use fechas especiales, el número de la placa del coche, nombres y semejantes

Mucha gente utiliza días especiales, como su fecha de cumpleaños o la de un pariente o su fecha de casamiento como contraseña. También hay quien utiliza el número de la placa del coche, el número de su casa, el número del teléfono, el número de documento, el nombre de un hijo, su apellido invertido, entre otros. Esta práctica es más utilizada que el uso de secuencias, por otro lado, una persona mal intencionada puede descubrir que una fecha significa mucho para ti y usarlo a la hora de intentar descubrir tu contraseña. Además, alguien puede verte consultando un documento antes de teclear tu contraseña. Por lo tanto, evitar el uso de este tipo de información es una manera eficiente de reforzar tu seguridad.

Evita utilizar contraseñas relacionadas a tus gustos

¿Te gusta el fútbol y eres fanático de un equipo? Evita utilizar el nombre del club como contraseña.
¿Eres fan declarado de un grupo musical? Evita utilizar el nombre de la banda o de sus músicos como contraseña.
¿Adoras los libros de un determinado escritor? Evita utilizar el nombre de él o de personajes de sus obras como contraseña.

Cuando a alguien le gusta mucho alguna cosa, generalmente deja eso claro a todos a su alrededor. Si es así, las oportunidades de una persona de crear una contraseña en base en sus gustos son grandes, y un individuo mal intencionado sabe de eso.

No utilices palabras que están a tu alrededor para crear contraseñas

La marca del reloj en la pared de la oficina, el modelo del monitor de vídeo en tu escritorio, el nombre de la tienda que puedes ver cuando miras por la ventana, o cualquier nombre a tu alrededor puede parecer una buena idea para una contraseña, especialmente cuando se trata de una palabra larga y difícil de ser asimilado en la primera tentativa. El problema es que si tu puedes ver esos nombres cuando vas a teclear una contraseña, alguien cercano a ti puede darse cuenta. Por lo tanto, evita usar como contraseña algo fácilmente visible en tu ambiente.

No crees contraseñas parecidas a las anteriores

Muchos sistemas exigen o recomiendan el cambio periódico de contraseñas. Al hacer eso, toma el cuidado de no utilizar una contraseña semejante a la anterior (que sólo difieren por un caracter, por ejemplo) o una contraseña que ya haya sido utilizada.

Visto en Informatica Hoy

Buscaron tambien:

1 712

Como crear contraseñas segurasMezcla letras, símbolos especiales y números

Siempre que sea posible, crea contraseñas que mezclen letras, símbolos especiales y números, pues eso dificulta bastante ser descubierta. Para que pueda ser fácilmente recordada, puedes utilizar una palabra como base, y sustituir algunos de sus caracteres. Por ejemplo, en vez de utilizar informatica-hoy como contraseña, utiliza 1Nf0rm@t1c@-H0y. La palabra continuará teniendo sentido para ti y los caracteres sustitutos pueden ser recordados sin mucho esfuerzo, al mismo tiempo en que van a dificultar la vida de quien quiera intentar descubrir tu contraseña.

Usa letras mayúsculas y minúsculas

Algunos sistemas de autenticación son “case sensitive”, o sea, tratan letras mayúsculas y minúsculas como caracteres distintos. Crear contraseñas que mezclen esas dos características es más seguro. Puedes explotar este consejo de varias maneras, por ejemplo: en vez de colocar la primera letra en mayúscula, como hacemos con los nombres, coloca la segunda o la tercera. O puedes hacer que todas las consonantes en una contraseña estén en letras mayúsculas. De combinar este consejo con el anterior (mezclar letras, símbolos especiales y números), vas a crear una contraseña todavía más seguras.

Usa una cantidad de caracteres superior al recomendado

Cada caracter que añades a tu contraseña hace que su descubrimiento sea más difícil, inclusive para programas creados especialmente para esa finalidad. Por eso, al crear una contraseña, siempre utiliza una cantidad de caracteres superior al mínimo exigido por el sistema. De modo general, el ideal es contar con contraseñas que utilicen, al menos, 8 caracteres.

Crea contraseñas de forma que tengas que utilizar las dos manos para teclear

Este consejo puede parecer extraño, pero tiene su utilidad en determinadas situaciones. Si estás, por ejemplo, utilizando una computadora de la facultad, alguien puede intentar adivinar tu contraseña observándote mientras tecleas. En verdad, tener éxito con esa práctica es muy difícil, pero no imposible. Por eso, busca utilizar contraseñas compuestas por letras bien distribuidas por el teclado, de forma que tengas que utilizar las dos manos para teclearla, ya que eso dificultará más la actuación de un “espía”.

Usa reglas para crear tus contraseñas y no olvidarlas

Esta tal vez sea el consejo más interesante de este artículo: es recomendable que utilices una contraseña diferente para cada servicio, es decir, que no utilices la misma contraseña para distintos fines. El problema de eso es que te ves obligado a recordar una variedad grande de contraseñas. Pero hay una forma de hacerlo fácil y eficientemente: creando contraseñas en base a reglas. De esa forma, sólo necesitarás recordar las reglas para saber que contraseña le corresponde. Vamos a crear un conjunto de reglas para facilitar la comprensión.

Lo que se presenta a continuación es sólo un ejemplo. La idea es que explotes tu creatividad y crees tus propias reglas.
Vamos a suponer que vamos a crear contraseñas para que sean utilizadas sólo en servicios de internet. Nuestras reglas serán las siguientes:

– Regla 1: utilizar siempre la primera y la última letra del nombre del servicio para comenzar la contraseña;

– Regla 2: si la cantidad de letras que compone el nombre del servicio es par, colocar en la secuencia el número 2. Colocar el número 3 cuando sea impar;

– Regla 3: si el nombre termina con una vocal, escribe la palabra “Voc”, con ‘v’ mayúscula. Si termina con una consonante, escribe la palabra “Con”, con ‘c’ mayúscula;

– Regla 4: continúa la combinación informando la cantidad de letras que componen el nombre del servicio;

– Regla 5: si el nombre del servicio comienza con una vocal, finaliza la contraseña con el caracter ‘@’. Si fuera una consonante, utiliza ‘&’.

En base a estas cinco reglas, vamos a crear, como ejemplo, una contraseña para Skype:

– Regla 1: la primera y la última letra de “Skype” es: se

– Regla 2: “Skype” tiene cinco letras, entonces: se3.

– Regla 3: “Skype” termina con vocal, entonces: se3Voc

– Regla 4: “Skype” tiene 5 letras, entonces: se3Voc5.

– Regla 5: “Skype” comienza con consonante, entonces la contraseña es: se3Voc5&.

En base en este conjunto de reglas, una contraseña para Google sería: ge2Con6&. Ten en cuenta que con este conjunto de reglas, no necesitarás recordar cada contraseña (aunque esto sucederá automáticamente para las contraseñas muy utilizadas), basta acordarse siempre de las reglas. Al principio da algo de trabajo, pero con el pasar del tiempo es más fácil. Además, puedes crear una cantidad menor de reglas o reglas que consideres más fáciles, finalmente, sólo necesitas utilizar tu creatividad.

Visto en Informatica Hoy

1 761

Cómo proteger tus contraseñasGuarda tus contraseñas en la mente

Evita escribir tu contraseña en pedazos de papel, agendas, archivos electrónicos desprotegidos o en cualquier medio que pueda ser accedido por otra persona. Si esto fuera necesario, sólo escribe la contraseña, no informes lo que esa combinación significa. Si la cantidad de contraseñas es muy grande, puedes utilizar programas específicos para administrarlas.

No uses la opción “recordar contraseña” en computadoras públicas

En computadoras públicas o de la oficina, no utilices la opción de “insertar contraseñas automáticamente“, “recordar contraseña” o su equivalente que muchos sitios webs y navegadores ofrecen. Evita hacer eso inclusive en tu notebook, si sueles utilizarlo fuera de casa con frecuencia.

Siempre haz click en Salir, Logoff o su equivalente

Mucha gente se contenta en cerrar el navegador al salir de una determinada web. Eso es seguro la mayoría de las veces, sin embargo, en algunos casos, la simple reapertura de la página puede hacer que el contenido que accedías (tu cuenta de e-mail, por ejemplo) sea mostrado nuevamente. Si tuvieras contraseñas almacenadas en mensajes de e-mail, el problema se agrava. Un modo de garantizar que eso no suceda es clickear en los links o botones que digan “Salir”, “Logoff”, “Sign out”, o su equivalente.

Si es posible, no utilices tus contraseñas más importantes en computadoras públicas o redes desconocidas

Siempre que sea posible, evita acceder a servicios muy importantes para ti en computadoras públicas (la página de tu cuenta bancaria, por ejemplo). Si eso fuera inevitable, verifica si el sitio web ofrece recursos de seguridad (protección por SSL, por ejemplo). También evita utilizar tus contraseñas en redes Wi-fi que desconozcas.

Al teclear tu contraseña, verifica si lo haces en el campo correcto

Ten cuidado de no teclear tu contraseña en el lugar errado, por ejemplo, en el campo “Nombre”. Si haces eso, una persona cercana podrá leer lo que haz escrito, ya que solamente el campo contraseña está protegido. Un buen modo de evitar eso es no mirar sólo el teclado mientras tecleas. Mira constantemente la pantalla.

Cambia tu contraseña periódicamente

Es muy importante que cambies tus contraseñas periódicamente, por lo menos cada tres meses. Haciendo eso, impides, por ejemplo, que una persona que conoce tu contraseña y esté accediendo a una cuenta tuya en algún servicio sin que lo sepas, continúe haciéndolo.

No uses la misma contraseña para varios servicios

Para cada servicio que uses, utiliza una contraseña diferente. Si no haces esto, alguien que descubra tu contraseña en una determinada web podrá intentar utilizarla con éxito en otros servicios que utilices.

No utilices preguntas con respuestas obvias

Muchos sitios webs ofrecen un recurso donde puedes recuperar tu contraseña al responder una determinada pregunta. La idea aquí es hacer que suministres una pregunta que sólo tu sabes la respuesta. No crees preguntas que pueden ser fácilmente respondidas, por ejemplo, “que país ganó la Copa del Mundo FIFA de 1978?” (Argentina). En vez de eso, crea preguntas cuyas respuestas sólo tu conoces, como “cual es el nombre de la chica con la cual fui al cine a ver Gladiador”.

No compartas tu contraseña con nadie

Evita compartir tus contraseñas con otras personas, aunque ellas sean íntimas. Aunque sea de tu entera confianza, la persona puede dejar tu contraseña expuesta en algún lugar sin darse cuenta. Si utilizas un servicio compartido, cada persona debe tener su propio acceso privado, siempre que sea posible.

Cuidado con los e-mails o sitios webs falsos que solicitan tu contraseña

Uno de los fraudes más frecuentes en internet son e-mails que te envían a sitios webs falsos que se hacen pasar por páginas de bancos, correo electrónico, redes sociales, entre otros, imitando la imagen visual de los servicios originales. Si el usuario no se da cuenta que está accediendo a un sitio web falso, va a terminar entregando su contraseña y otros datos a un desconocido mal intencionado. Por eso, es necesario estar siempre atento a los detalles que permiten identificar los e-mails o sitios webs falsos, como direcciones no relacionadas con el servicio, errores ortográficos groseros y solicitudes sospechosas. Jamás hagas click en el hipervínculo de un email, abre un navegador y accede directamente al sitio web tipeando la dirección en la barra de direcciones.

Visto en Informatica Hoy