Home Opiniones 30 reglas para mejorar la productividad

30 reglas para mejorar la productividad

0 2752
productivoUna pequeña lista de reglas para mejorar nuestra productividad.
  1. ¡Eliminalo!: La forma más eficiente de superar una tarea es eliminarla. Si no sabes que hacer con ella, eliminala de tu lista. Conseguirás el mismo resultado que antes, pero al menos no le dedicarás tiempo mental
  2. Establecer metas diarias: Sin tener claro qué hacer, es fácil caer en distracciones. Si estableces objetivos para cada día con antelación, mejorarás tu productividad. Decide lo que vas a hacer y luego hazlo.
  3. Primero lo peor: Haz frente a la tarea más desagradable a primera hora en lugar de retrasarla. Será una pequeña victoria que marcará la pauta de un día productivo.
  4. Horas punta: Identifica cuales son tus ciclos de alta productividad y programa en esas horas las tareas más importantes. Intenta trabajar en tareas menos importantes en los ciclos de baja productividad.
  5. Horas-monasterio: Intenta tener unas horas en las que estés en completa incomunicación, tal y como si vivieras en un monasterio. Ese es el momento de hacer las tareas que se ven muy afectadas por las interrupciones.
  6. Mini-metas: Cuando comienzas una tarea, intenta identificar el objetivo que debes alcanzar antes de que dejes de trabajar en esa tarea. En el caso de estudio, fijar a priori un número de temas a trabajar antes de levantarse. No importa si es un objetivo grande o pequeño, lo que importa es conseguirlo.
  7. Timeboxing: Un periodo de tiempo fijo para hincarle el diente a una tarea pendiente. En este caso no hay que preocuparse por la cantidad de tarea completada sino por la cantidad de tiempo dedicadaLa técnica pomodoro se basa en esta regla. (Aquí en Castellano).
  8. Trabajo por lotes: Agrupar las tareas similares en lotes permitirá hacer muchas tareas similares -como llamadas de teléfono- de corta duración en un espacio de tiempo, liberando tiempo para realizar otras tareas más complejas; un sistema que hace uso del trabajo por lotes es GTD.
  9. Madrugar: Levantarse una o dos horas antes y comenzar a trabajar en la tarea más importante y compleja supondrá un incremento excepcional en la productividad. A menudo es posible hacer más cosas antes de las 8 de la mañana de las que la mayoría de la gente hace en un día.
  10. Agujero negro: Eliminar la posibilidad de conectarse a internet, apagar los gadgets y descolgar el teléfono durante un espacio fijo de tiempo y trabajar. Para muchas personas, 45 minutos al día usando esta regla permiten lograr un cambio significativo.
  11. Acelerador: Intentar acelerar el ritmo al que hacemos cosas diariamente. Caminar un poco más rápido. Hablar un poco más rápido. Leer un poco más rápido. Volver a casa lo más rápido posible.
  12. Relaxify: Reducir el estrés relajando nuestro espacio de trabajo, convirtiéndolo en un sitio donde disfrutemos trabajar.
  13. Agendas: Preparar una lista de temas por escrito antes de una reunión o una llamada telefónica y facilitársela a los participantes. Declarar asertivamente la intención de no participar mientras no sean tomadas en cuenta.
  14. ParetoEl principio de pareto establece que el 80% del valor de una tarea es fruto del 20% del esfuerzo dedicado. Concentra energía en ese 20% y relájate en el 80% restante.
  15. Preparados-Listos-Ya: Combatir la procrastinación comenzando a realizar la tarea justo después de definirla, incluso aunque todavía no esté muy clara la durección. Siempre puedes ajustarla más adelante.
  16. El hombre del minuto. Una vez tengas la información que necesitas para tomar una decisión, usar un temporizador – un reloj de cocina, el móvil – y tomar la decisión final. Tienes un minuto completo para pensar y dudar, pero al final tienes que decidirte por una opción. Una vez tomada, comprometernos realizando una acción para ponernos en marcha.
  17. Fecha límite. Fijar un plazo para terminar tareas y utilizarlo como un foco para seguir adelante.
  18. Promete: Cuéntale a otras personas los compromisos que has adquirido. Te ayudaran a ser responsable para cumplirlos.
  19. Puntualidad. Haz lo que sea necesario para llegar a tiempo. Si puedes, llega siempre 10 minutos antes.
  20. Bloques de lectura: Lee para rellenar los huecos, esperando una cita, en una cola o mientras estás preparando el desayuno. Los hombres incluso podemos leer algo mientras nos afeitamos. Supone 365 artículos más al año.
  21. Resonancia: Visualiza los objetivos como si ya se hubieran cumplido, y luego preguntate ¿Qué acciones he tomado para llegar aquí?
  22. Premios: Recompénsate frecuentemente por lograr tus objetivos. Ver una película, leer un libro, un masaje profesional o una excursión en velero son grandes opciones.
  23. U-I: Asignar una puntuación de urgencia y de importancia a las tareas. Intentar asignar tiempo a las tareas +Importantes -Urgentes, que generalmente son aquellas tareas que más satisfacción dejan en nuestra vida.
  24. Continuar: Al final de la jornada de trabajo, identificar la primera tarea en la que trabajar al día siguiente, y dejar el material necesario a la vista. Al día siguiente, comenzar a trabajar en esa tarea inmediatamente, antes que cualquier otra cosa.
  25. Divide y trocea: Parte los proyectos complejos en partes lo suficientemente pequeñas como para que puedan ser abordadas por sí mismas. Céntrate en completar una de esas tareas.
  26. De un tirón: Una vez que comienzas una tarea, continúa hasta que esté finalizada al 100%, sin cambiar hacia ninguna otra tarea. Apunta cualquier cosa que pueda distraerte para pensar en ellas más adelante.
  27. Selección aleatoria: Elije una pequeña tarea cualquiera de un proyecto más amplio, y completala. Haz un recado al azar. Una llamada telefónica. El capítulo 7 del libro.
  28. Hacerlo mal: Lucha contra el perfeccionismo completando una tarea rematadamente mal, a sabiendas que no es necesario que nadie vea el resultado. Prepara un artículo sobre el sabor de la pintura de la pared; haz una página malísima, o un business plan que garantice que la empresa quebrará el primer año. Con un proyecto realmente malo, sólo se puede ir hacia arriba.
  29. 30 días: Identifica un hábito que te gustaría adquirir (o abandonar) y date un periodo de prueba de 30 días antes de tomar una decisión definitiva. Un compromiso temporal es más fácil de mantener que uno permanente.
  30. Delega: Convence a alguien que lo haga por tí.

Visto en Jeronimo Palacios

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply