Miércoles, Septiembre 20, 2017
Home Tags Posts tagged with "Eset"

Eset

3 1172

ESET pone a disposición un listado de 10 consejos con el fin de dar a conocer las principales prácticas para evitar la fuga de información en entornos corporativos.

En las últimas semanas uno de los temas más resonantes en materia de Seguridad Informática fue el de la fuga de información debido a los acontecimientos suscitados por el caso Wikileaks.

Estos sucesos abrieron el debate sobre la privacidad y la confidencialidad de la información y sobre cuáles son las mejores prácticas para evitar incidentes que pongan en peligro información sensible.

Por este motivo, los especialistas en seguridad informática de ESET Latinoamérica han elaborado un decálogo de hábitos básicos de seguridad para mantener la protección e integridad de los datos:

  1. Conocer el valor de la propia información. Realizar un análisis de riesgos y un estudio de valuación de activos para poder determinar un plan de acción adecuado que permita evitar posibles filtraciones.
  2. Concientizar y disuadir. Diseñar una estrategia de concientización que incluya la responsabilidad en el manejo de la información, que funcione tanto para capacitar a las personas que podrían filtrar información por error u omisión, como para persuadir a las que deliberadamente intenten hacerlo, mostrando las potenciales consecuencias.
  3. Utilizar defensa en profundidad. Considerar el modelo de defensa en capas para tomar distintas medidas de diferente naturaleza a fin de no centralizar las soluciones ni promover puntos únicos de falla.
  4. Incluir herramientas tecnológicas. En ámbitos corporativos resulta muy importante contar con una solución técnica de protección, por medio de hardware, software, o combinación de ambos, tanto a nivel de redes como de equipos (servidores y estaciones de trabajo). El crecimiento de amenazas como el spyware hace que los códigos maliciosos también sean potenciales puntos de fuga de información.
  5. Seguir los estándares internacionales. Alinearse con estándares internacionales de gestión de la seguridad permite disminuir el riego de incidentes y evitar que el negocio se vea afectado por un determinado evento de filtración.
  6. Mantener políticas y procedimientos claros. Relacionado con el punto anterior, se debe tener una clara definición y comunicación de las políticas de seguridad y acuerdos de confidencialidad, aceptados y firmados por todos los usuarios. Esto minimiza potenciales fugas de información, al contar con un consentimiento firmado del usuario para no realizar ciertas acciones.
  7. Procedimientos seguros  de contratación y desvinculación. Tanto al momento de la contratación como en la desvinculación de una persona dentro de una organización, se produce la conexión o desconexión de una nueva pieza con el motor de la organización, por lo que deben tenerse en cuenta los métodos de acceso y registro de los usuarios en sus primeros o últimos momentos de trabajo.
  8. Seguir procesos de eliminación segura de datos. Es fundamental que los datos que se desean eliminar sean efectivamente eliminados y los medios de almacenamiento adecuadamente tratados antes de ser reutilizados.
  9. Construir un entorno de confianza. Contar con personal capacitado y responsable para la gestión y administración de información sensible.
  10. Aceptar y entender la realidad. Si bien el seguir estos consejos no garantiza de forma absoluta la seguridad de la información, estas prácticas ayudan a disminuir los riesgos de pérdida de información valiosa y resaltan la importancia de tomar medidas concretas y definir un plan realista, alejado de la paranoia innecesaria.

Es importante entender que no es posible controlar todas las variables y mucho menos todas las acciones de las personas que integran una corporación, por lo tanto, siempre habrá un margen de error en relación a la protección de la información. Sin embargo la idea es reducir ese margen al mínimo posible. Y esto se logra por medio de prácticas efectivas y adecuadas en torno a la Seguridad Informática. Por tal motivo en ESET trabajamos constantemente en capacitar a nuestros usuarios y brindar las herramientas tanto técnicas como educativas para evitar cualquier incidente informático”, comenta Federico Pacheco, Education & Research Manager para ESET Latinoamérica.

1 582

El equipo del Laboratorio de la empresa desarrolladora del multipremiado antivirus ESET NOD32 advierte sobre el afianzamiento del malware dinámico como tendencia para el 2011, apoyado en el creciente desarrollo de las botnet.

Las redes botnet serán protagonistas durante el próximo año, afirmando la tendencia observada durante el 2010: mayor cantidad de malware del tipo bot, aumento en la cantidad de redes activas y más cantidad de equipos zombis, según el informe “Tendencias 2011: las botnet y el malware dinámico” de la compañía líder en seguridad informática ESET.

Asimismo, el monto recaudado por los administradores de este tipo de redes también aumentará y se verán innovaciones en las tecnologías de las mismas. Esta tendencia incrementará el trabajo enfocado a dar de baja este tipo de redes delictivas. Asimismo, el monto recaudado por los administradores de este tipo de redes también aumentará y se verán innovaciones en las tecnologías de las mismas. Esta tendencia incrementará el trabajo enfocado a dar de baja este tipo de redes delictivas.

Entre las principales, se pueden mencionar:

Auge de las botnet y el fin del malware estático

Los códigos maliciosos dinámicos son aquellos que primero infectan el sistema y luego, a través de algún acceso remoto al equipo afectado, permiten al atacante realizar diversas tareas mientras el equipo no sea desinfectado.

Las botnet son la confirmación del malware dinámico en conjunto con el negocio delictivo: los equipos zombis pueden ser utilizados en cualquier momento por el administrador de la red para realizar diversas tareas que por lo general están asociadas a diversos delitos informáticos, tales como el robo de información, ataques a través de Internet o envío de spam, entre otros.

Según los datos relevados por el Laboratorio de ESET Latinoamérica, a noviembre de 2010 fueron detectadas unas cinco mil quinientas botnet (habiendo llegado a seis mil en meses como mayo o julio de 2010), contra los pocos más de cuatro mil de finales del año anterior. Según esta tendencia se estima que durante el 2011 la mayoría de los usuarios infectados con cualquier tipo de código malicioso podrían formar parte de una botnet.

El principal motivo del auge de las botnet y de la gran cantidad de usuarios infectados está basado en que el atacante obtiene un importante rédito económico por los servicios delictivos brindados por estas redes. Además, necesitan de muy poco dinero inicial para armar este tipo de red delictiva ya que pueden obtener paneles de administración y malware del tipo bot a muy bajo costo.

Desarrollo de malware multiplataforma

Como alternativa más rentable para los desarrolladores de malware aparece la creación de códigos maliciosos multi-plataforma, archivos que pueden afectar a diversas plataformas con un mismo fin, o bajo un mismo modelo de infección. Un ejemplo de esta tendencia se observó a finales de año, con la aparición de una nueva variante del troyano Koobface, conocida como Boonana e identificada por ESET con la firma Java/Boonana.A. Esto implicó entonces la primer versión multi-plataforma de este troyano que está en actividad desde finales de 2008 y que, dos años después de su creación, expande su propagación más allá de sistemas Windows, infectado también sistemas Linux y Mac OS.

También esta tendencia se observó a principio de año con un experimento realizado para crear botnet en plataformas móviles con iPhone y Android, obteniendo más de ocho mil dispositivos afectados.

BlackHat SEO Social

Hoy en día prácticamente ningún usuario de Internet pasa un día completo sin realizar una búsqueda en la web o utilizar alguna red social. Durante el próximo año este dato tampoco será ignorado por los atacantes, por lo que se estima que incorporen nuevas tendencias basadas en los ataques ya existentes para estos dos servicios.

En materia de buscadores, se espera una optimización en los tiempos de posicionamiento, es decir, una menor demora entre la ocurrencia del evento usado como anzuelo y su ubicación en resultados envenenados por medio de técnicas de BlackHat SEO.

Las redes sociales, por su parte, ganan cada vez más usuarios, por lo que es esperable que continúen siendo usadas como medio de propagación de malware, phishing, spam o scam entre otras amenazas informáticas.

A su vez, es probable que el hecho de que los buscadores comiencen a mostrar no sólo sitios web, sino también resultados en redes sociales origine una nueva forma de BlackHat SEO basada en las redes sociales, donde ya no es necesario para los atacantes la creación de sitios web envenenados sino que pueden hacerlo directamente con perfiles falsos generando contenidos que enlacen a malware.

“El malware dinámico apoyado en el crecimiento de las botnet, el desarrollo de malware multiplataforma y el BlackHat SEO Social serán noticias en el 2011. Sin embargo, también continuarán consolidándose ataques informáticos que ya casi son clásicos y que se sumarán a las tendencias mencionadas: la explotación de vulnerabilidades, el uso de técnicas de Ingeniería Social, la apropiación de datos privados de los usuarios por medio de las redes sociales y el desarrollo de malware desde Latinoamérica”, aseguró Federico Pacheco, Gerente de Educación e Investigación de ESET Latinoamérica.

Visto en CXO Community

1 542

navegacion-segura-internetCon motivo de celebrar el Día Mundial de Internet (17 de mayo), una iniciativa que tiene como objetivo dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para elevar el nivel de vida de las personas y contribuir a su desarrollo personal, especialistas del Laboratorio de ESET Latinoamérica prepararon un Decálogo de Seguridad con los consejos más importantes para cuidarse al momento de navegar por la Web.

Según Cristian Borghello, director de Educación de la firma para América Latina, estas recomendaciones permitirán a los usuarios aumentar su protección contra las principales amenazas que circulan en la actualidad por la Red. “En general todas ellas son sencillas y minimizarán la posibilidad de infecciones mientras se utilice la red de redes. Además, es importante que cada uno haga su aporte para que la navegación sea segura”.

  • Evitar los enlaces sospechosos: uno de los medios más utilizados para direccionar a las víctimas a sitios maliciosos son los hipervínculos o enlaces. Evitar hacer clic en éstos previene el acceso a páginas con amenazas capaces de infectar las computadoras. Los enlaces pueden estar presentes en un correo electrónico, una ventana de chat o un mensaje en una red social: la clave está en analizar si son ofrecidos en alguna situación sospechosa (una invitación a ver una foto en un idioma distinto al propio, por ejemplo), provienen de un remitente desconocido o remiten a un sitio poco confiable.
  • No acceder a sitios web de dudosa reputación: a través de técnicas de Ingeniería Social, muchos portales suelen promocionarse con datos que pueden llamar la atención del usuario – como descuentos en la compra de productos (o incluso ofrecimientos gratuitos), primicias o materiales exclusivos de noticias de actualidad o multimediales. Es recomendable estar atento a esos mensajes y evitar acceder a páginas web con estas características.
  • Actualizar el sistema operativo y aplicaciones: mantener actualizados con los últimos parches de seguridad no sólo el sistema operativo, sino también el software instalado en el sistema a fin de evitar la propagación de amenazas a través de las vulnerabilidades que posea el sistema.
  • Descargar aplicaciones desde sitios web oficiales: muchos sites simulan ofrecer programas populares que son alterados, modificados o suplantados por versiones que contienen algún tipo de malware y descargan el código malicioso al momento que el usuario lo instala en el sistema. Por eso, es recomendable que al momento de descargar aplicaciones lo haga siempre desde las páginas oficiales.
  • Utilizar tecnologías de seguridad: las soluciones antivirus, firewall y antispam representan las aplicaciones más importantes para la protección del equipo ante la principales amenazas que se propagan por Internet. Utilizar estas tecnologías disminuye el riesgo y exposición ante amenazas.
  • Evitar el ingreso de información personal en formularios dudosos: cuando una persona se enfrenta a un formulario web que contenga campos con información sensible (por ejemplo, usuario y contraseña), es recomendable verificar la legitimidad del sitio. Una buena estrategia es corroborar el dominio y la utilización del protocolo HTTPS para garantizar la confidencialidad de la información. De esta forma, se pueden prevenir ataques de phishing que intentan obtener información sensible a través de la simulación de una entidad de confianza.
  • Tener precaución con los resultados arrojados por buscadores web: a través de técnicas de Black Hat SEO, los atacantes suelen posicionar sus sitios web entre los primeros lugares en los resultados de los buscadores, especialmente en los casos de búsquedas de palabras clave muy utilizadas por el público, como temas de actualidad, noticias extravagantes o temáticas populares (como por ejemplo, deporte y sexo). Ante cualquiera de estas búsquedas, hay que estar atento a los resultados y verificar a qué sitios está enlazando.
  • Aceptar sólo contactos conocidos: tanto en los clientes de mensajería instantánea como en redes sociales, es recomendable aceptar e interactuar sólo con contactos conocidos. De esta manera se evita acceder a los perfiles creados por los atacantes para comunicarse con las víctimas y exponerlas a diversas amenazas como malware, phishing, cyberbullying u otras.
  • Evitar la ejecución de archivos sospechosos: Para que el malware no ataque a través de archivos ejecutables es recomendable evitar su ejecución a menos que se conozca la seguridad del mismo y su procedencia sea confiable (tanto si proviene de un contacto en la mensajería instantánea, un correo electrónico o un sitio web). Cuando se descargan archivos de redes P2P, se sugiere analizarlos de modo previo a su ejecución con un una solución de seguridad.
  • Utilice contraseñas fuertes: muchos servicios en Internet están protegidos con una clave de acceso, de forma de resguardar la privacidad de la información. Si esta contraseña fuera sencilla o común (muy utilizada entre los usuarios) un atacante podría adivinarla y por lo tanto acceder indebidamente como si fuera el usuario verdadero. Por este motivo se recomienda la utilización de contraseñas fuertes, con distintos tipos de caracteres y una longitud de al menos 8 caracteres.

Visto en Canal Ar